Marketing de experiencias y socialización

Marketing de experiencias y socialización

3512285743_4e7163842eExperiencias, sentimientos, emociones, palpitaciones, conquistas, mapas emocionales una nube de palabras que navegan por las mentes de directivos de marketing y de marca que desean obtener las llaves del corazón del consumidor y vivir en el paraíso emocional que desemboca en la evangelización de la marcas así como en la eterna fidelidad.

La inmensa mayoría de marcas se preguntan cómo conseguir tal hazaña o hito , primero deben saber que un marketing de experiencias se consigue socializando y humanizando las marcas y que esto no es un simple trofeo o meta que una vez logrado se olvida y no se alimenta. Humanizar requiere tumbar puertas frías y comenzar un proceso de aceptación de que las marcas no se moldean en los despachos sino que son los consumidores, más bien aún las personas que habitan bajo los mismos los que otorgan la forma y conforma el halo emocional de lo que se ofrece al mercado.

Un marketing de experiencias no puede ser usado en vano, con el simple y llano objetivo de ofrecer sentimientos vacíos que generen ventas, un consumidor posee información completa de la marca, es tremendamente fácil hoy en día saber de que “pie cojea” cada organización o marca, esta falsa experiencia puede traer consigo una pérdida de adeptos y un boca a boca imparable a través de los medios sociales que tremebundo impacto puede causar en la imagen así como en la reputación corporativa y de marca.

Para poder aplicar un marketing de experiencias es necesario humanizar las marcas, socializar, salir a la calle, vivir el día a día con el consumidor, y ofrecerle emociones que conquisten su alma y corazón para ello se debe sentir cada una de las experiencias que se quieren tener con el consumidor, hay que perder el miedo a la socialización.

La convergencia entre marketing de experiencias y socialización es un paso más de desconexión del lado racional de los consumidores para vivir dentro del mapa de sentimientos que permita crear un branding emocional alimentado por el engagement que se produce gracias a la reprocidad de la continua humanización de la marca.

El marketing de experiencias da la posibilidad de vivir a los consumidores situaciones inolvidables y únicas cada vez que posean a la marca en sus manos, una marca debe crear un estado único con cada acto de compra o pensamiento por parte del consumidor, para ello debe activar sus cinco sentidos y envolverlo con emociones y una socialización que hagan percibir que la marca siente cada vez que el consumidor se acerca a ella.

La socialización y experiencias son la pareja perfecta de baile para obtener las llaves del consumidor y será más valiosa aún con la continua reconquista del corazón y de los mapas emocionales de las personas a través de una biosfera constituida por el branding emocional y el engagement.

Artículo publicado en Puromarketing: Marketing de Experiencias

Fecha de publicación: 04-04-2013

Photo credit: Jesús Rodríguez