Social Media Washing

Social Media Washing

65199660_55c06eca44El tren del Social Media atraviesa la vida de las marcas una y otra vez con un poder embriagador y seductor, difícil no sucumbir a los encantos de sirena de la recomendación y de la viralización de los usuarios aún más añadiendo una picaresca como lo es la falsa socialización y humanización.

La mayoría de las marcas no desean que sus servicios, productos o su propia identidad sea moldeada por sus consumidores como una arcilla que puede llegar alcanzar una gran belleza gracias a la interacción humana y que otorga una esencia increíble que hace surgir la unión entre marca y consumidor a través del posicionamiento en el mapa emocional.

Ofrecer la marca en redes sociales, es permitir al usuario derribar la puerta fría adentrarse en el proceso de la concepción del producto o servicio en búsqueda de un bienestar común que una gran marca no está dispuesta a permitir es por ello que se comienza a gestar el Social Media Washing.

¿Qué es el Social Media Washing? en dos palabras “Falsa Interacción” es un lavado de cara social, la puerta fría sigue existiendo, la socialización es inexistente para estas marcas lo único que importa es que tú le sigas y ellos te bombardean, te hablan de los grandes servicios y productos que ponen a tu disposición pero establecen una barrera de superioridad dónde el usuario es capaz de sondear.

El Social Media Washing trae consigo un social media noise negativo, el poder del usuario en redes sociales es mayor que una puerta fría, se ha roto el miedo a enfrentarse a las grandes marcas, el eco social está compuesto por un gran altavoz  con lo cual hoy las barreras geográficas no existen, los lazos de la socialización son imparables viajan a la velocidad de la luz y cuando un usuario detecta un social media washing lo hará pagar a la marca muy caro.

La reputación, imagen de marca y el prestigio de una marca puede desaparecer a golpe de pantallas, con una simple interacción y su consiguiente viralización pondrá en jaque a una marca, todo ello por fingir una existencia en redes sociales como paso de humanización con el usuario, una crisis social puede hacer caer gigantes como David a Goliat.

Estar en redes sociales implica un continuo feedback con el consumidor, una interacción, un flujo de información, contenidos moldeables y cargados de esencias, permite a una marca conquistar el mapa emocional del consumidor, hacer nacer el engagement con branding emocional y suscitar el top of mind, recuerdo espontaneo, por el cual muchas empresas pagarían si supieran la fórmula para hacerlo crecer en la mente del consumidor.

Practicar Social Media Washing, es mostrar la falta de humanización y socialización de una marca que únicamente busca el beneficio común sin tener en cuenta al consumidor. Tarde o temprano el juego de ajedrez del lavado de cara social entrará en jaque y el ataque social negativo será imparable.

Artículo publicado en Puromarketing: Social Media Washing

Fecha de publicación: 03-06-2013

Photo credit: Moon Lee