involución del marketingLa involución del marketing proviene del continuo retroceso de las acciones, estrategias y objetivos que las marcas hoy en día manifiestan dentro de un nuevo entorno digital y absolutamente globalizado. ¿Vender o socializar ? sigue siendo un continuo galimatías para el marketing de la pura venta y falsa humanización, un comportamiento nada responsable en la nueva era impulsada por los constantes cambios, digitalización y era del aprendizaje compartido.

¿Qué le ha pasado al marketing? ¿Ha cambiado en algo?

Quizás te hayas preguntado miles de veces ¿qué le ha pasado al marketing?, ¿por qué invaden mi propio timeline o aparecen anuncios promocionados?. Volvemos a los años 40 donde alrededor de una sofá se agolpaba una familia dispuesta a devorar miles de anuncios o escuchar a través de las ondas los consejos y bondades de aquéllas marcas que iban a revolucionar las vidas. Hoy nos atrincheramos en ondas wifi y pantallas cargadas de contrastes.

Seguro que no olvidas los anuncios de una famosa marca de cosméticos que durante nuestra infancia han llamado a nuestra puerta y reclutaban a quiénes deseaban libertad financiera y “dinero” para sus caprichos.

Reflexionemos juntos sobre las acciones de marketing que somos capaces de vivir con la marca en cuestión desde que tenemos conocimiento. Para ello viajamos a los años 90 de tal manera que nuestra mente nos hará revivir sensaciones y pensamientos. Ahora que has comenzado a viajar te cuento los pasos de la marca:

  1. Casualidad o no siempre había una vecina o amiga de la infancia que era agente de la marca. Ser la amiga de nuestra madre le permitía abrir una puerta en otro hogar español.
  2. Una vez abierta la puerta, superada esa frialdad de la que tanto nos hablan en marketing comienza el despliegue de productos revolucionarios, más anuncios en nuestra TV. Y para colmo nuestra vecina de arriba utiliza el perfume de moda. ¡Has quedado enganchada en la marca!.
  3. ¿Quieres ser tu propia jefa?, es supercómodo, tienes tu horario propio, el ritmo lo marcas tú pero lo más importante tu libertad financiera.

¡Aquí la marca que nos dará la belleza y libertad financiera!. Un marketing en red basado en derribar puerta fría y enganchar con la libertad.

avon Siguiente pregunta: ¿Qué hace hoy dicha marca?¿Qué ha cambiado en su forma de interactuar con las personas?. Hoy en día la marca sigue empleando los mismos métodos desde sus inicios con lo cual se nos plantea el dilema ¿evoluciona el marketing? ¿nos adaptamos a los nuevos tiempos?.

¿Cuál es la cuestión?

El marketing sigue sin cambiar su perspectiva, su visión únicamente se centra en la venta, si observamos comportamientos de las marcas trasvasan los años 40 a lo digital sin adaptar al nuevo entorno y sin dudar el acercamiento a las personas es inexistente.

Es difícil ver la auténtica humanización y responsabilidad de las marcas, adaptarse a la nueva era y dejar que las personas puedan moldear productos o servicios se convierte en una utopía que en mayoría de ocasiones se enfrenta a la vieja escuela.

¿Por qué no evolucionamos en marketing?

  1. Resultados inmediatos. La venta si lo aporta, la humanización requiere de un conocimiento profundo de las personas que amarán nuestra marca. Sólo es óptimo si eres capaz de vender, da igual si interaccionas o no, si rompes la puerta fría tienes la venta.
  2. Mantener la distancia entre marca y persona. No existe la implicación emocional, la empatía es reducida pero la bandera de estar al lado de la persona es mostrada.
  3. La vieja escuela tilda al nuevo marketing como ONG, prefieren aplicar “fórmulas de éxito” antes de provocar la interacción, compartir con la persona no es necesario.
  4. No hay persona sólo piensan en consumidor, cliente, potencial y comprador. Su objetivo no es la persona es simplemente crear un deseo.

Es tu turno ahora, sabes que el marketing tiene otra visión este es tu espacio para que puedas hablar sobre ello. Estás en tu derecho de completar este post, de debatir e iniciar una conversación en redes sociales.

Photo credit: santibon

 

  • Da igual de que color es el gato, lo importante es que cace ratones. En el Marketing es lo mismo, lo importante (será siempre así) es el ROI, si para conseguirlo hay que ser más humanos (que algún día me ha de explicar que es), serán más humanos, que hay que tener conciencia y aplicar RSC, pues se aplica, y así con todo. Como dijo aquel, business is business. Otra cuestión es a nivel ético estás dispuesto a cruzar ciertas líneas o no, y eso es una cuestión de las personas y no de la profesión.

    • Muy buenas Jose gracias por leer y comentar en el post. Si pensamos en un marketing que cace ratones obviamos que el marketing es para enamorar y atraer no simplemente para vender, vender o vender es lo que siempre nos han hecho ver desde los años 40 y lo que se inculcó por la vieja escuela del marketing, si insistimos en el intrusismo prostituimos la verdadera esencia del marketing que es crear una lazo de unión entre marca y persona. El ROI no mide el éxito de tu idea, negocio o proyecto para mi es más exitoso construir con los usuarios una marca y que nazca una relación fructífera, duradera y de auténtica fidelidad. Si sólo piensas en ROI enfocas tu estrategia en el intrusismo y no en la permisividad que es de lo que se trata, nunca dejarás que el usuario sea persona simplemente utilizarás mecanismo para que sea venta sin nada más, tarde o temprano tu ROI comenzará a descender porque no hay nada entre marca y persona. Para mi el business es business es una auténtica destrucción ni branding emocional ni adaptación a la nueva era donde son las personas las que tiene el poder y son los verdaderos constructores de las marcas. Por humanización entiendo las sinergia que se produce entre empresa y persona para juntos moldear servicios adaptándose e incluso integrándose en la propia piel de la persona, es un entorno co-aprendizaje, compartir e interacción mirando siempre al entorno más inmediato como compromiso, valores y humanidad. Una marca no es humana si avasalla, spamea o su único fin es la pura venta obviando la parte más importante nosotros. Un saludo Jose!

      • Uix, tendríamos que tomarnos un cafe para contestárte 🙂 pero el ROI existe, nos gustará o no, del mismo modo que una idea nos puede enamorar pero que si flujo de caja es negativo, fracasará a pesar de sus buenas intenciones. Y una campaña de marketing humana, responsable, sostenible, sin un ROI detrás, no sirve de nada (nos guste o no a nivel personal)

        • Jajaja 🙂 un hangouts sobre marketing humano, ROI deberíamos organizar Jose, así podemos hablar sobre ROI y si existe o no ese verdadero ROI y cuáles son las medidas de referencia. Mil gracias! (posdata: pensamos en organizar el hangouts)

          • Ya te he añadido en G+ para ese Hangout sobre ROI 🙂

  • Gorka Zabala Reinoso

    Excelente post Nieves, como prácticamente siempre. La verdad es que este tema es algo de lo que he estado pensando últimamente. Ayer me ofrecieron unirme a un grupo asegurador para ser comercial puro y duro (no hay mucho trabajo en marketing online por mis tierras) y la verdad que si les dije que no fue porque no me parecía muy ético ni que estaba muy alienado con mi concepción del marketing su estrategia y filosofía de vender. La venta era su único fin, la persona y clientes potenciales sólo eran sus piezas en su puzzle capitalista donde a la empresa le importa más sus indicadores de ROI y beneficio que la vida y seguridad de su asegurado. Eso no es marketing, es puro negocio como el de siempre.
    Creo que no se avanza hacia el nuevo marketing porque no toda la población cumple los ingredientes para que se de ese paso. El nuevo marketing requiere de una población realmente digitalizada, crítica en su consumo y con cultura social. Tener un smartphone caro de Apple (tan sólo porque es un producto caro-guay-con imagen) para usar sólo whatsapp-facebook-candy crush-angry birds no significa que una persona sea digital de la misma manera que una persona que se compra un Audi más caro que un Renault porque “así muestro que llevo una vida pija” no tiene un criterio de consumo. Igualmente no aprovechar las miles de aplicaciones y plataformas digitales que facilitan nuestros quehacer diario y nos ayudan a tomar mejores decisiones es un porqué de esta falta de evolución. Cuando pasemos de un consumo superficial de productos a uno más crítico, racional y expuesto socialmente en la red podríamos empezar a hablar de posibilidades de evolución ya que las empresas estarán forzadas a adaptar su estrategia y visión empresarial y actuar realmente de la forma digital-social que el nuevo marketing supone y no mediante un “washing” barato como hacen muchos ahora.
    Saludos. Gorka Zabala

    • Muy buenas Gorka, mil gracias por tu comentario. Te comento por partes para así ser más clara e ir directa al grano: 1º se puede ser totalmente humano tanto siendo digital como offline la esencia reside en que en ambas facetas del marketing muestres la cercanía y empatía por la persona no tratándola como simple intercambio o pieza de puzzle. En Kainve hacemos un hincapié increíble en este aspecto mostramos una cercanía total con nuestros Kainvers y nos aseguramos de mantener un contacto cara a cara en cuanto nos es posible, la cara en Social Media y offline es la misma, somos transparentes, claros y humanos. 2º En cuanto a lo que podamos tener como personas no considero capitalista poseer un apple, mac, ipad o ser un geek con wearables somos totalmente libres para ello, detrás de Apple hay una historia y un sentimiento de pensar diferente es un branding emocional desde que aparece una manzana en nuestras pantallas. No creo que nos falte evolución pero si conciencia en ciertos aspectos de la vida como compartir, co-aprendizaje y cooperación ya que hoy en día podemos ver a personas que no comparten por el miedo de que alguien “sepa más” y le arrebate su gloria eso es más egoísmo y envidia son aspectos en los que hoy en día se hace más patente. No creo que comprar un apple, polar, audi u otra marca sea superficial hay algo que de la marca te “engancha” como polar con una vida saludable, adidas nada es imposible… 3º En cuanto al “washing” es algo que veremos durante bastante tiempo, se sigue bombardeando y empleando un marketing intrusivo tal es ello que un grupo de profesionales en linkedin emplea dicha técnica para obtener números mareantes en sus aptitudes (que no actitud) y en la venta de sus servicios.
      Un saludo Gorka!

  • Acepto tu invitación y me uno a la causa, aportando lo que veo tras esta conducta ya añeja. Los nuevos valores vienen con los cambios en las personas, las nuevas necesidades, que siempre son evolutivas (aunque no sea contemplado habitualmente). Las nuevas generaciones le van a dar una patada al marketing actual que lo sacarán de en medio en un momento. Si te fijas quien tiene la sartén por el mando es el cliente (todavía), por eso hay miedo al cambio, porque adentrarse en nuevos valores saca esta verdad que nadie quiere reconocer. Si todo estuviera controlado no se buscarían técnicas de ventas cada vez más rebuscadas como el neuromárketing.
    Entonces… ¿Sistema basado en el engaño, o en encontrar lo que el cliente no sabe que necesita pero que es realmente lo que necesita? La primera opción sigue siendo “borreguera”, estudios de masas, grandes grupos que piensan de una manera determinada porque el mismo sistema ha inculcado esa manera de pensar. Entonces la aventura del desarrollo es la misma farsa. Si predicess lo que tú mismo generas te vuelves tonto, y así van, a la autodestrucción por la misma cabezonería de no adaptarse a los cambios.
    Y el cambio es la segunda opción, que en el fondo es una invitación al conocimiento profundo del Ser Humano, algo que los griegos ya enseñaban como camino hacia el progreso. El desarrollo individual cada vez más te acerca a tener más claro lo que necesitas, y es justo lo que necesitas, ahí está la abundancia, aunque la mayoría no lo entiendan. Sólo hay que pensar simbióticamente, que es ampliar el concepto de nuestra posición en el ecosistema. Si tomas lo que necesitas no sobreexplotas recursos y te aseguras la supervivencia. ¿Ecologismo? ¿ONG? …Yo lo llamo inteligencia. Necesitamos de otros reinos para sobrevivir, y eso es una Verdad de las más grandes, hemos de reconocer nuestros límites.
    Entonces, si el cliente no sabe lo que necesita, el nuevo vendedor es un asesor para ello. Se adentra en el estudio del conocimiento con la finalidad de contribuir, no controlar. Evidentemente es lo que todo Ser Humano pediría y valora. Por eso es cuestión de que cada vendedor decida dónde está (y esto es visible rápidamente) y el cliente elige. Si cada uno hace lo que siente que debe hacer, para el que compra habrá opción, y evidentemente no somos tontos. Yo sé lo que voy a elegir, lo que elijo.
    Gracias Nieves por seguir ahí! Un abrazo!