Cual paraíso sería conquistar la espontaneidad del consumidor, grabar la marca a fuego lento en su mapa emocional con la continua humanización, socialización y la vivencia de experiencias únicas e inolvidables. Para ello debemos practicar un top of mind que nazca del branding emocional y ceda el protagonismo al consumidor para que la marca alimente el feedback como una lovemark que vive por y para su rey, la persona que habita bajo el consumidor.

El top of mind sugerido es síntoma de que una marca u organización no centra sus acciones en el rey, sus estrategias gira entorno al producto olvidándose de la verdadera esencia de la marca que nació, comenzó andar por y para crear una biosfera de emocionalidad y fidelidad entre ambos polos que no deben considerarse opuestos.

El top of mind espontáneo es aquél que no necesita de un leve “empujoncito” para recordar al mapa emocional del consumidor que la marca existe y está hay para beber de sus emociones y sentimientos.¿Cómo se consigue?:

1º Primero debe saber que para conseguirlo debe socializar y volver tras sus pasos para recuperar las ilusiones, los sueños por los cuales dibujó su marca. “Su esencia marca su camino, no olvide su razón de ser y las ilusiones que la hicieron nacer”.

2º Humaniza así como comparte cada uno de sus pasos con el consumidor, el feedback entre ambos crea un halo de magnitudes mágicas que conlleva a convertir al consumidor en apóstol, el cual iniciará la evangelización de su propio entorno. “Conquistar la tierra prometida, con una continua evangelización desde dentro hacia afuera con los apóstoles de la marca”.

3º Déjese moldear por las personas,te conformarán como una marca enteramente social y calarás hondo en sus mentes. ” Sea como un trozo de arcilla, para que las manos lo conviertan en una bella pieza con engagement capaz de transmitir emociones y sentimientos”.

4º Sus estrategias deben girar entorno al consumidor, ellos le otorgarán el paraíso y le permitirá conectar con su “Yo Interior”. “Llegar al alma, no es difícil si se siente y vive lo que se transmite”

5º Déjese emocionar, no tenga miedo a salir a la calle e iniciar la conquista con branding emocional para crear el lazo de engagement. Rompa de regla de que los sentimientos muestran la debilidad ante el mercado, no es cierto, simplemente hay pavor a mostrarse tal y como se es.

6º Por último, la base de la espontaneidad es la propia espontaneidad en hacer las cosas de la marca, es decir, un sentimiento no puede ser sugerido, una emoción no puede ser comprada ni vendida, para crear el top of mind sea usted mismo, con sus fortalezas y debilidades deje entrar el branding emocional y viva con el consumidor.

“Ser espontáneo, es ser natural, diferente.Es ser una marca capaz de transmitir y sentir que lo importante está en la persona y no en la continua competencia.Ama al consumidor y conquista su mapa emocional y él traerá consigo la evangelización de la marca”