marketing emocional

marketing emocional

 

Marketing emocional, ¿lo conoces? seguro que has leído, escuchado mil veces la corriente de lo emocional. Quizás la mayoría de las marcas, productos o servicios adoptan el marketing emocional como “el vender siendo simpáticos y dandole vida al proceso de venta para obtener beneficios suculentos”, el marketing emocional lo puede todo, es capaz de arrancarte 1€ o 10.000€ con el corazón, ¿es un verdadero marketing emocional?, la mayoría aplica un marketing vestido de emoción pero sin tocar la verdadera fibra ni sentimiento.

Marketing emocional, un poco de luz

Desde mi punto de vista el marketing emocional ha de ir más allá que tocar la fibra sensible del consumidor, y un paso hacia al frente admitiendo y contemplando que el consumidor ya no existe tratas con personas que al igual que tú tienes necesidades, aspiraciones, alma y sobretodo corazón.

Marketing emocional: es un marketing para alimentar el espíritu dotando de alma y sentimiento al producto, servicio o marca creando un ecosistema emocional que va más allá de lo racional. 

Lo emocional no es la venta, ni siquiera el producto sino lo que hay detrás de lo que ofreces a la nueva economía conectada. No interesa un producto vacío que suponga un sobrecoste a la persona, es más el coste de cambio de tu marca y la de competencia será nula, lo siento pero sigues anclado en un marketing tradicional. Donde tu foco está en vender, vender y vender la vieja escuela la tienes inculcada a tu equipo y quizás tu actitud no es totalmente verdadera.

El lado oscuro de tu marca

Has de reconocer que tu marca tiene un lado oscuro, buscas la rentabilidad de tus procesos, necesitas la pasta para seguir innovando y creando. Admite que tu marketing emocional no es tal como dices, sigues pensando en que lo emocional es la excusa perfecta para vender.

Ok, está bien trabajamos con tu lado oscuro, analizamos tus procesos, tus fortalezas y trabajaremos en tu debilidad emocional para generar una verdadera conexión o engagement entre persona y marca. El trabajo va a consistir en dotar de alma a tu marca, para ello admite que las personas son las que tiene el empoderamiento y son auténticos generadores de contenido no son ni activos ni pasivos, es el tiempo de los proactivos.

Trabaja con las 3 T´s piensa, habla (escucha) y da confianza estás en el momento zero de la construcción de tu marca emocional, todo ha de girar en torno a la persona ofreciendo infinitas posibilidades para moldear tu marca. Genial, una vez que asumes el lado oscuro y trabajas en tu debilidad conocerás el verdadero marketing emocional.

Si necesitas más ayuda sobre marketing emocional, crees que me dejo algo o quieres opinar sobre ello estoy dispuesta a iniciar un engagement con todos los lectores y aquéllos que deseáis. Es vuestro momento zero.

Photo credit: grzegorzmielczarek