5634398205_990bfec480

No al Social Media intrusivo, me duele ver como se prostituye una y otra vez los timelines, perfiles sociales, spams, abundan los smokemakers, dm´s bots, sugerencias en Facebook, planes centralizados en enviar tweets a “famosillos”, hazme rt´s, enlaza con tu page, habla de mi compañía en tu blog, mensajes en linkedin ofreciendo un trabajo fabuloso que te ofrecerá una oportunidad de la leche y gran independencia financiera, así un largo etcétera que me cansa y aburre puesta el valor real de los medios sociales se pierde, no hay humanidad sino fines con beneficio propio reventando lo humano.

Cómo Linkendin iba a cambiar mi vida

En el año 2013 recibí un mensaje en linkendin, no sabía quien era pero adelante, leí el mail donde se me ofrecía un trabajo “cambia vida” tipo hola Nieves, gracias por aceptarme en tu red de contactos.. hasta aquí bien, seguimos leyendo y aparece la pregunta del cambia vidas ¿aceptarías o estás dispuesta a entrar en nuevos proyectos?… cara de póquer total, increíble como Linkedin puede permitir este tipo de perfiles, como lo cortés no quita lo valiente seguí indagando le pregunto por el nombre del proyecto, secretísimo total, sospecha en modo On, cuando consigo averiguar el nombre de la “compañía piramidal” lo flipo literalmente, pasando del tema. No con esto otra persona hasta 2 veces ofreciendo “oportunidad para salir de la crisis” ni contesté a la primera y a la segundo bloqueo inmediato. No quiero que una red profesional y de networking poderoso se convierta en un patio de jaleo de perfiles falsos. Creo en Linkendin como una oportunidad de conectar con personas increíbles, pero no acepto mensajes cambia vidas, Isra García explica en un post genial soluciones para este tipo de mensajes.

Facebook y los sugeridos

Acepto que me sugieran 1, 2 hasta 3 veces páginas, empresas, apps pero tengo un límite, en un día recibo varias sugerencias pero hasta una semana alguien que dirige varias cuentas de empresas me sugería día si, día no páginas que ni me interesaban, ni quiero perder el tiempo en leer. Sólo acepto las sugerencias que realmente me interesan y pueden aportar valor y ampliar mi conocimiento. Ni acepto páginas de dietas, ni de empresas de farmacias porque no están en mis intereses.

Los famosos mensajes de Facebook también son de panacea, como me gustaría hacerte una entrevista sobre como mides tu éxito en la vida, incrédula respondí buenos días/buenas tardes, puede contactar conmigo en tal mail o a través de skype, genial, a ver que contestan o me dicen, bueno pasan las semanas y la respuesta es nula, notoriedad, prestigio no me interesan porque no he hecho aún nada y siempre hay cosas por hacer que suceda.

Bla bla bla Twitter

¿Cuántos mensajes de cursos, ebooks, publica un post sobre mi empresa…? o ¿estás dispuesta a entrar en un proyecto donde no cobrarás pero has de hacerme un plan de marketing y más adelante recibirás algo…?, todo esto junto con la cantidad de intoxicación hace que el pájaro desafine en su cantar, a partir de ahora no contestaré a nada que no requiera mi atención, ante todo mantener la humanidad y sencillez en mi timeline, no soy un robots.

Para mi las redes sociales pierden su esencia cuando los humos inhundan los perfiles, cualquier marca ha de pensar a quien deja su identidad y esencia, saturar no es la solución, las redes sociales te permiten estar cerca de las personas no para espantarlas con un ejercito de mensajes brutales. Piensa que tipo de social eres humano o robots.

Photo credit: Sean MacEntee